OJALÁ

Decimos ojalá cuando queremos expresar un vivo deseo de que suceda lo que se ha dicho o lo que se va a decir a continuación. Su origen se encuentra en la lengua árabe, en la que significa `si Dios quiere´.

Cuando utilizamos esta expresión no le estamos dando una connotación religiosa. De hecho, es probable que muchos nativos desconozcan el significado original.

Ojalá es similar a uno de los significados del verbo esperar, en el sentido de tener esperanza de lograr o de que se realice algo que se desea.

Vamos a ver algunos ejemplos a continuación.

 

Cuando ojalá va seguido de un verbo, este debe ir en subjuntivo. En este caso, tanto la forma ojalá como la estructura ojalá que, son válidas.

  • Ojalá podamos volver algún día a este lugar tan maravilloso. /  Ojalá que podamos volver algún día a este lugar tan maravilloso.
  • Ojalá consiga ese trabajo. /   Ojalá que consiga ese trabajo.

 

A veces, la palabra ojalá forma una frase completa.

  • Pronto podremos viajar de nuevo.
  • ¡Ojalá!

 

En los casos en los que pueda haber alguna duda de si deseamos que algo ocurra o no, podremos especificarlo de la siguiente manera:

  • No sé si Carlos vendrá a la fiesta.
  • Ojalá que sí. /   Ojalá que no.

 

Ojalá que encuentres útil esta información  🙂

 

Si quieres, puedes escribir en los comentarios algún ejemplo para practicar. ¡Te leo!

 

 

2 comentarios en “Ojalá”

  1. Alfonso: Hola Carlos. ¿Qué tal?
    Carlos: Ojalá, sobreviva el día
    Alfonso: ¿Podemos hacer un paseo?
    Carlos: Podría lluvia.
    Alfonso: Ojalá que no.
    Carlos: Quizás debamos caminar hasta el bar para estar seguros.
    Alfonso: ¿Está abierto el bar?
    Carlos: ¡Ojalá!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba